Contacta con nosotros

Entretenimiento

Un puerto para cruceros abre la vía del dinero del turismo en Pedernales

Publicado

en

Un puerto para cruceros abre la vía del dinero del turismo en Pedernales

Santo Domingo.-Si hacemos caso de los anuncios que han precedido esta visita del presidente Luis Abinader a Pedernales, la cuarta conocida desde que se instaló en el Palacio Nacional el 16 de agosto de 2020, finalmente empieza a moverse el dinero en esta provincia fronteriza y pronto el ruido de las maquinarias será un hecho común.

Todavía nada tiene que ver con Bahía de las Águilas, a unos 30 kilómetros del municipio cabecera de la provincia; es de Cabo Rojo de lo que se trata, entorno en el que debe ser construido un muelle y un aeropuerto.

El presidente Luis Abinader rodeado de funcionarios y empresarios ayer en Pedernales.

Existe allí un puerto desde los días en que la Alcoa Exploration Company explotaba y exportaba bauxita de la sierra de Bahoruco, y un pequeño aeropuerto construido en tierra por la empresa para la movilidad interna en pequeñas aeronaves y mejorado después, para uso principalmente militar, con las condiciones para recibir hasta aviones medianos.

De los dos puntos de marcado interés para el desarrollo de infraestructuras por los desarrolladores turísticos, Cabo Rojo es el más cercano al municipio cabecera de la provincia, a unos 23 kilómetros, entretanto que Bahía de las Águilas está a 30.

Ambos puntos necesitan de la construcción de estructuras sanitarias. Ambos necesitan la planificación de un servicio de agua potable con una eficiencia potencial de por lo menos 20 años, independiente de que en Bahía de las Águilas no esté contemplado el levantamiento de estructuras hoteleras o villas.

Obras hidrosanitariasDe acuerdo con la información dada ayer, las inversiones serán de unos RD$7,000 millones, e incluyen el puerto de Cabo Rojo “y las infraestructuras necesarias para el ancladero y para los hoteles contemplados”.

El Gobierno está hablando desde el principio, cuando se instaló en agosto de 2020 y el presidente viajó a Pedernales en los días finales de agosto —había jurado el cargo el 16—, de una alianza público—privada para la que había sido aprobada una ley en febrero de aquel año, poco antes de que fuera declarada la pandemia.

Es bueno, sin embargo, que sea tomada en cuenta la primera experiencia de gran calado del turismo dominicano: Playa Dorada, Puerto Plata.

Un día de estos, en Punta Cana, el escribidor de estas notas tuvo la ocasión de preguntarle a Frank Rainieri por qué había fracasado el turismo en Puerto Plata a pesar de las excelentes condiciones de Playa Dorada y otras localidades. Entre otras consideraciones, señaló dos que parecen de peso: los involucrados no eran hoteleros y el grueso del dinero lo ponía el Banco Central.

Y a propósito de las consideraciones prácticas del empresario, valga como referencia la Ley 153, de 1971, para el incentivo y la promoción del turismo, y la creación de Infratur, un año después, con la vista puesta en las infraestructuras turísticas. Por este último instrumento era que entraba el dinero del Banco Central al negocio.

El cuidadoEl Estado puede, y debe, estar al servicio de las inversiones, grandes y pequeñas. Y en el caso particular de estas muy grandes, su papel parece más eficiente cuando las administraciones invierten para facilitar, como puede ser la construcción o remodelación de las vías de acceso, la visualización de los desafíos del porvenir en cuanto a la seguridad, el medioambiente, la higiene pública y la demografía.

En el caso de Pedernales, merece una atención especial la cercanía de la frontera. Está allí, a una distancia que debe de ser poco más de un kilómetro del municipio Pedernales, con una población haitiana Anse-a-Pitre (Sapito le dicen por allí), que pronto será desbordada por el sur de Haití como fuente de mano de obra, suministro y tráfico de todo cuanto se pueda imaginar —desde personas, sexo y vicios, hasta alimentos— y la utilización de la montaña para el cultivo de frutos menores.

Infraestructura

Un puerto será la puerta para los cruceristas—1— InversiónEn la construcción de “Port Cabo Rojo” el sector privado invertirá 98 millones de dólares.—2— Para crucerosEl presidente Abinader espera que se convierta a Pedernales en el mejor destino de cruceros de todo el Caribe.

Global

7,000 Millones de pesos.El monto de las inversiones anunciadas ayer para Pedernales por el presidente Luis Abinader en su visita.

¡Síguenos en nuestras redes!

¡Comenta!
Clic para comentar

Dejar Un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ministerio de Interior y Policia

entrega tu arma ilegal

Publicidad Privada

Ministerio de Industria, Comercio y Mypimes (MICM)